La bandera

 

bandera

En la ceremonia de la Declaración del Establecimiento del Estado Israel, la tarima fue decorada con una imagen de Theodor Herzl, flanqueada a ambos lados por la bandera de la Organización Sionista Mundial (WZO). Esta bandera, adoptada por el primer Congreso Sionista en Basilea en 1897, era reconocida por comunidades judías en todo el mundo como el emblema del Sionismo y así era natural usarla en la proclamación oficial del Estado. Cinco meses y medio antes, el 29 de noviembre de 1947 cuando los judíos de Eretz Israel habían salido a las calles para celebrar la resolución de partición de Naciones Unidas, también portaban banderas de la WZO y la habían usado como un símbolo de unificación. En mayo, sin embargo, sólo unos días después de que el sueño Sionista se hubiera hecho la realidad, se suscitó la pregunta de si la bandera Sionista debería ser la bandera del estado o debería ser sustituida. El dilema continuó durante aproximadamente seis meses, hasta que el Consejo Provisional de Estado proclamó que la bandera del Estado de Israel debería ser como la conocemos hoy.

La leyenda cuenta que durante el primer congreso de la WZO en Basilea Theodor Herzl levantó la cuestión de la bandera Sionista. Cuando su proposición de una bandera blanca con siete estrellas de oro no logró conseguir un consenso general, el miembro David Wolffsohn se levantó y dijo: “¿por qué tenemos que buscar? Aquí está nuestra bandera nacional”. Mostró su mantón de rezo (talit) y mostró a cada uno la bandera nacional: un campo blanco con rayas azules a lo largo del margen.

A diferencia de la menorá (el candelabro), el León de Judá, el shofar (el cuerno del carnero) y el lulav (la fronda de palma), la Estrella de David nunca fué un símbolo únicamente judío. Sólo era el escudo (maguén) del Rey David y no contenía ningún mensaje judío.

Esta fue la razón por qué la Estrella de David satisfizo al Sionismo: era un símbolo que ya había logrado amplia difusión entre las comunidades judías, pero al mismo tiempo no evocaba ninguna asociación netamente religiosa. Ese fue el motivo por el que la estrella se incluyó en la bandera.

La Estrella de David se hizo el emblema de los judíos Sionistas por todas partes. Los no-judíos la consideraron como representación no sólo de la corriente de Sionista en el Judaísmo, sino del pueblo judío en general.

Las franjas azules de la bandera Sionista sirven como un contrapeso al mensaje laico de la Estrella de David. Ellas dan a la bandera el aspecto religioso y ritual totalmente ausente en la Estrella de David. Si el significado simbólico de las franjas azules fue percibido conscientemente o no, su origen en el talit recuerda a los seguidores de los mandamientos de la Torah. La bandera Sionista usa la Estrella de David para expresar la unidad judía, que a su vez es dirigida según los preceptos del Torah, representados por las franjas azules y el fondo blanco.